by Samaria Márquez Jaramillo

Edición número 8,  15 de Agosto de 2020

Una palabra pretende enmarcar la realidad pandémica y por encima de otras se impone y se repite para rotular los tiempos actuales, ese vocablo se hace presente acompañado por un conjunto de medidas, justificaciones y actuaciones e intenta edulcorar lo que ocurre. Es un término comodín: Crisis, que en anteriores circunstancias se refería puntualmente a una situación

grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso, y que actualmente narra una realidad denominada estado de shock y justifica y acalla reacciones, amordaza posibles revoluciones derivadas de las conquistas sociales que agonizan. Esa crisis es igual al miedo global utilizado para gobernar y modificar la sociedad, las formas de vida e incluso los valores.