by Samaria Márquez Jaramillo

Memo Vélez, el embrujo de la patafísica o la belleza inútil

Martha Alicia González Maya *

*Master of Arts. West Virginia University
Especialista en Estética. Universidad Nacional de Colombia. Sede Medellín
Fundadora Fundación Calle Bohemia
Curadora y gestora Cultural

» Quizás hoy, más que nunca, debamos ser capaces de ver un poco más allá de lo que nos está permitido y pensar que otra realidad es posible. La patafísica es sin duda una vía más que adecuada para transgredir lo establecido, con argumentos imaginarios. Gustavo Ariel Schwartz » 

Guillermo Vélez (1955–2016) eligió su destino: la pintura. Por eso no le interesó “estudiar una carrera para poder vivir de ella”. Desde niño pintó cada día; desconfiaba del arte dominical. Su frenesí creativo dio lugar a una inmensa producción artística, la pintura era su catarsis. Pinto para no enloquecerme, decía. En Manizales estudió psicología y con el maestro Naranjo, pintura. En Cali se integró a los grabadores de la Bienal Americana de Artes Gráficas 1970, una de las vanguardias que en Colombia apresuró su tránsito hacia la Modernidad. 1 Vivió en Portugal 7 años, el Centro Portugués de Serigrafía conserva grabados de esa época.

Memo se reconocía Neo-expresionista, movimiento originado en Alemania y Estados Unidos como reacción al Abstraccionismo y al Minimalismo, con énfasis en la expresión de sentimientos, así conectaba con los otros: “El drama de la gente me interesa, me apasiona. Por eso me encantaría tener un carrito de dulces para poder observar a todo el mundo en la calle, […] y ser parte del común. Me gustan los buses repletos de gente”

Sus cuadros se reconocen por pinceladas gruesas, recuadros oscuros, colores primarios, ausencia de perspectiva, preferencia por rostros en primer plano, atiborrados de rostros humanos ,rostros unidos cual siameses, ojos asimétricos, a veces tres ojos, ojos estrábicos, varios ojos que transmiten angustia y dolor deformes, exuberantes,: “Tengo una base sobre la cual me juego. El sentimiento se hace plausible a través de conocer los ojos de la humanidad. El rostro es el escenario donde está el drama de la gente; el elemento dramático está expuesto en los ojos” 

La Patafísica le dio a Memo más ojos. La labor pionera de Alfred Jarry y su obra Gestas y opiniones del doctor Faustroll, ‘patafísico’; sus seguidores del Collège de ’Pataphysique, «sociedad docta e inútil dedicada al estudio de las soluciones imaginarias 4 , y en general, la ciencia de las leyes que regulan las excepciones ejerció una influencia embrujadora en Memo. De Jarry, André Bretón diría: “aniquiló como principio la diferencia entre arte y vida”, […] era diestro en el uso de la espada y llevaba casi siempre dos pistolas descargadas con las que disparaba simbólicamente contra todo pseudo artista o impostor intelectual que se cruzaba en su camino. 5 Memo, que así mismo hizo del arte su vida, hubiera querido también tener esas pistolas.

Memo contaba que su madre se encargó, por intervención patafísica, de pintar los paisajes que no le interesaban: “Llegué a pintar paisajes cuando me daba miedo mostrar mi propia alma, eran unos paisajitos de mucha calidad, pero eran de una tranquilidad muy tonta, no soy pintor de palmas con chontaduros. Un guayacán es un guayacán, y todavía hay gente que es capaz de pintar eso.” 

En Filandia, Memo creó CECULPA: Centro Cultural Patafísico, que con su pintadero y su huerta fue proyectado, además, para que las señoras del pueblo tejieran y conversaran sobre sus experiencias, al calor de un chocolate, para que vinieran artistas extranjeros a hacer pasantías y residencias de artista. Más que un intercambio artístico o la producción de una obra o exposición, lo concebía como vivencia cultural para que aprendiesen español y se familiarizaran con nuestra cultura.

En tesis sobre el teatro Matacandelas (Medellín), centro patafísico -no reconocido oficialmente- se recuerda el estatus de Memo como poeta guía y su presencia entre ellos:

[…] los Matacandelos han decidido en lugar de hablar de la muerte vulgar referirse al ocultarse patafísico […] Memo Vélez pintor neo expresionista […]quien en Juegos Nocturnos 2 representara al Padre Ubú y quien es considerado por ellos como […]patafísico, se ocultó el año pasado. […]Memo, igual que Jarry tiene su puesto en el cantadero, al lado de los otros imprescindibles, […] de todos hay una reproducción de su figura física, cual si fueran santos.[…]El de Memo es especial, es todo un altar con velas, objetos y un cartel que dice el día de la Era Patafísica en el que se ocultó (el 3 de Phalo del año pasado). Memo aparece con su panza pintada […], como cuando encarnara al Padre Ubú. 

Memo adaptó su propio decálogo patafísico. Aquí algunas sentencias:

* Un Patafísico es la excepción a la regla, es la sopa en la mosca, es cuello de ahorcado, es nudo desatado, es verdugo de horizontes, es anormal visitador, es daga que corta, es panela que cicatriza.
* Patafísico, no por pintor, patafísico por cerebro, actitud, desenfado.
* Patafísica, en el Futurismo, en el Dadá y en los etcéteras.
* Patafísica, ciencia de lo inútil para inútiles burlados.
* Patafísico cocodrilo pagano, luz del tiempo, reposando en el río Nilo.
* Patafísico se es cuando el dónde se pone a qué, de curiosos quienes.
* Patafísico, es quien duerme soñándose muerto. 8

Esta patafísica solución imaginaria se volvió realidad: Memo Vélez se acostó a dormir y soñándose muerto, se ocultó para siempre.