by Samaria Márquez Jaramillo

Mayo Mejía, artista prefigurativo
creador de arte visual

Samaria Márquez Jaramillo

En las manifestaciones de arte figurativo las cosas son como son. En una obra pictórica prefigurativa el pintor plasma cosas que son como él quiere que sean, puesto que en esta vida “nada es real o es mentira y todo depende del cristal con que se mira”… Así de sencillo. La realidad es una interpretación personal no siempre conjugada en tiempo presente. Los sueños con respecto al porvenir son reales y existen en la mente. La pintura figurativa reproduce exactamente lo que el pintor ve . La pintura prefigurativa crea formas exactas previstas por el pintor y que son una realidad dentro de sus sueños y dejan de ser ideológicas porque se vuelven realidad – visible- a los ojos que las ven.

El arte figurativo se hace palmario en la pintura que imita lo existente, calcándolo, lo que lo griegos denominaban “mímesis”. Como contraposición al arte figurativo, con formas que respetan lo observable, trabaja el pintor prefigurativo ,pero este no grafica el presente sino que forja premoniciones.

Todo el “background”, el trasfondo cultural, intelectual, sociológico, emotivo, es decir toda una vivencia consciente o inconscientemente del pintor, su propia forma de ser y actuar, de reaccionar y responder frente a la realidad que percibe serán las señales de identidad artística del realizador artístico y la antefirma de su obra.

Frente al trabajo de arte visual de Mayo Mejía se encuentra uno con una obra prefigurativa, en la que se demuestra, sin objeciones, equilibrio y armonía, luminosidad exacta, elementos armoniosos y una composición coherente, formal y equilibrada.

Mayo es un artista contestatario, de mente ágil y respuestas de ¡uy!, ¡mi madre! … Él dice las cosas de forma clara y directa y no tiene miedo de lo que opinen los demás. Habla sin tapujos, sin reservas, sin guardarse nada, exponiendo muchos conceptos con total libertad.

Conociendo al interlocutor, van las preguntas y respuestas:
¿Crees que todo lo que se vende como arte moderno corresponde a ese término?

▬ La palabra “moderno” en el mundo del arte desata pasiones, pues pareciera que todo lo nuevo es moderno, pero, también lo fue Caravaggio y Rubens y Duchamp y Wharhol, en sus tiempos. Así, que la “modernidad” es tan subjetiva como el arte mismo. Y no, no todo es moderno, muchas cosas son reinvenciones de estéticas “olvidadas”, rescatadas por las nuevas plataformas tecnológicas. ¿Qué es moderno? ¿El pop, el performance, el video-art, el computer-art? Estamos en una era donde lo conceptual abarca un gran espectro de plataformas, su contenido y las referencias individuales serán las que dictaran la “modernidad” de la obra. Por ejemplo, si las plataformas proyectan un nuevo paradigma artístico, pues este es arte moderno en su última expresión, si sucumbe al paso del tiempo, fue solo una moda.

¿Cuál es la diferencia entre una lata de sopa en una estantería de supermercado y una lata de sopa en un museo moderno?

▬ Solo las hace diferentes la subjetividad. Wharhol tuvo la astucia de adivinar la sociedad consumista y ansiosa de fama.la sublimación de lo diario siempre ha sido parte del léxico del artista. La lata del supermercado es la síntesis de nuestra cultura, practica, comercial y estética, su valor añadido yace en el sentimiento que genera este producto para los que lo consumen, su magia radica en el diseño centenario de un producto cotidiano. La magia del arte, revelarlo a las masas (en su mayoría invidentes).

Entre un mal cuadro de Arte Abstracto y un cuadro de un primitivista desconocedor de la perspectiva ¿cuál escogerías?

▬ La respuesta es: ¡ninguno! Pienso que aunque el arte es subjetivo, como artista soy conocedor y prefiero rodearme de arte que me despierte sentimientos y emociones y, a la vez, esté lleno de valores estéticos.

En el Mito de Sísifo el castigo es empujar una gran piedra hacia la cima y que a un paso de llegar esta eche a rodar. El Coyote persigue al Correcaminos y cuando lo va a agarrar siempre se escapa y el esfuerzo se repite en otra historia. Si tuvieras que pintar el Mito de Sísifo a quién representarías: ¿Al rey de Corinto? ¿Al Coyote? ¿Al Correcaminos? ¿Por qué tu escogencia?

▬Me la pones difícil, no quisiera ser ni Sísifo, ni el coyote, tampoco la roca o el correcaminos, me parece que así todo es blanco y negro, he aprendido el valor de la escala de grises.

El arte quindiano chapotea en un pantano más contaminado que el embalse Peñol-Guatapé, ¿cuándo, cómo y por qué se jodió?

▬¿Cuando? Diría que van dos décadas de intensa decadencia, donde se perdió totalmente el sentido de pertenencia y una clase ignorante llegó a dirigir este país y la cultura y las artes se manejaron de una manera centralizada, sin presupuesto, sin conocimiento de nuestro talento local, pretendiendo que la comunidad artística trabaje gratis, condenando a los artistas a carecer de beneficios sociales y a que ¡se mueren de hambre!, como lo dejo bien claro esta pandemia… Aunque con Covid 19 o sin Corona Virus, el valor de nuestras obras está sujeto al gobernador, al alcalde o al gestor cultural de turno, pues los artistas somos, para quienes toman determinaciones sobre arte, sin tener ni un ápice de sensibilidad cultural, prácticamente invisibles. Por lo tanto no podrá ser mayor la repercusión de la cultura, en este pequeño paraíso-infierno que es el Quindío, donde los pocos recursos, se quedan en las manos de los mismos, para ejecutar proyectos mediocres. Entiendo que esos “mismos” sean de alguna manera caníbales, pues en la jungla sobrevive el más fuerte. Me da pena que la comunidad artística no entienda que la unión hace la fuerza, que juntos podríamos gestionar proyectos y jalonar recursos y ejercer una veeduría sobre los procesos culturales de la ciudad y el departamento.