by Samaria Márquez Jaramillo

Muerte de un secreto

Cuento

Consuelo Fraga *

Buenos Aires 1969.Publica en la colección: La verdad se mueve.
* De ella dijo el poeta Eduardo Mileo: “Escribe desde el desamparo. A la manera de un sudario: Lo que queda es la energía de lo que hubo, la huella son sus escritos”.

Ella sabía que con ello incomodaba  pero lo mismo hacía.

 ¿A que, madre, apostabas? ¿Qué fue de ese nosotros que vos tenías con él? ¡Acaso te convirtieron en la abandonada que no podía frenar sus recuerdos cuando salían a borbotones en medio de cualquier conversación? 

¡Patético ese amor inútil!, pero ella, cuando estaban juntos había sido feliz. Ahora le queda esa mirada fija en el vacío, siempre teniendo sus razones y motivos guardados en su eterna jaqueca. “¡Me duele tanto la cabeza!”, decía antes de salir a su rutina: Sentarse en un banco del parque, con las manos entrelazadas  y quietas sobre las piernas.

Madre: No eras vos sola…No eras la única enamorada de un ausente.