by Samaria Márquez Jaramillo

Algunos premios Nobel de Literatura sacudieron al mundo

Redacción de la revista Letras Liberadas

En 1936 los encargados de entregar el Premio Nobel de Literatura consideraron que los nominados: Miguel de Unamuno, G. K. Chesterton y el poeta francés Paul Valéry, no tenían la suficiente calidad como para merecerlo y ese fue el único año cuando el premio quedó desierto.
La forma como la Academia sueca elige al ganador del premio de literatura, intelectualmente no es muy brillante: En el mes de febrero los académicos revisan alrededor de 200 nominaciones propuestas por diferentes entidades culturales de cada país. De esa lista se elabora una selección en mayo que al finalizar el verano tiene solo cinco finalistas. Las deliberaciones de la academia son secretas hasta pasados 50 años.

A finales de 2017, la Academia Sueca se sumergió en un escándalo por las discrepancias sobre la manera de gestionar las acusaciones contra el francés Jean-Claude Arnault, esposo de una académica y personalidad influyente del panorama cultural sueco, condenado por violación. La decisión tomada consistió en que se entregaran en la misma ceremonia los premios correspondientes al 2018 y 2019. En un comunicado, la Academia Sueca explicó que la decisión se tomó por respeto al público.

En consecuencia, en el 2018 no hubo premio Nobel de Literatura.  La polémica tuvo todos los ingredientes de un ‘thriller’ escrito por Stig Larsson: corrupción, tráfico de influencias y abusos sexuales en el lugar menos esperado y donde se sintió el olor evidente de que algo estaba podrido. Renunciaron 7 miembros de un total de 18 académicos, que de una forma u otra se enfrentaban a algún conflicto de intereses, quedaron 11 y son 12 los que se requieren para elegir al ganador ; el escándalo arrojó llamaradas sobre una academia corroída por las intrigas y sobre Suecia que se jactaba de transparente y de proba. 

2019 también fue raro: dos premiados: la escritora polaca Olga Tokarczuk y el austriaco Peter Handke, que levantó no pocas ampollas de carácter político por su simpatía por Serbia durante la guerra de los Balcanes.
El siguiente laureado fue Bob Dylan quien no asistió a la ceremonia de entrega del premio.

Palo porque bogas y palo porque no bogas. Críticas porque se entrega mal el codiciado premio y críticas porque no se entrega. Entre los ninguneados están: Ibsen, Tolstoi, Proust, Virginia Woolf, Borges, Nabokov, Conrad y Henry James mientras que han laureado con el honor del premio (y arreglado su situación financiera con el millón de euros que entregan) a los ahora considerados mediocres, Pearl S. Buck y el dramaturgo José Echegaray.

¿Las consecuencias de las inmersiones de las extremidades inferiores? Un Institución hacia abajo en caída libre, totalmente esclerotizada y para colmo de males el Coronavirus impedirá la gran ceremonia de entrega en el mes de diciembre.
“El Premio Nobel de Literatura 2020 le fue otorgado a la poeta estadounidense Louise Glück, por su inconfundible voz poética, que, con una belleza austera, torna la existencia individual universal”, dijo la Academia Sueca, desde Estocolmo.

Louise de 77 años de edad nació en New York el 22 de abril de 1943. Se formó en la tradicional universidad de Columbia. Es reconocida por publicar doce colecciones de poesía y ensayos sobre el género. Vive en Cambridge, Massachusetts y es miembro de la Academia Americana de las Artes y las Letras, “En sus poemas, la autora explora sus sueños y desilusiones, inspirada por la búsqueda de la verdad tras la ilusión de los mitos y los motivos clásicos, las voces de Dido, Perséfone y Eurídice, los abandonados, los castigados, los engañados” explicó la Academia sueca. 

 

Premiada por sus “poemas” que para muchos son una colección de discursos líricos en verso, pues los conocedores titulan como tal a la expresión de sentimientos, acumulación de imágenes y elementos con un alto valor simbólico, generalmente manifestadas en primera persona. La nueva Nobel de Literatura escribe así:

“En nuestra familia, todos aman las flores.
Por eso las tumbas nos parecen tan extrañas:
sin flores, sólo herméticas fincas de hierba
con placas de granito en el centro:
las inscripciones suaves, la leve hondura de las letras
llena de mugre algunas veces…
Para limpiarlas, hay que usar el pañuelo.
Pero en mi hermana, la cosa es distinta:
una obsesión. Los domingos se sienta en el porche de mi madre
a leer catálogos. Cada otoño, siembra bulbos junto a los escalones de ladrillo.
Cada primavera, espera las flores.

Nadie discute por los gastos. Se sobreentiende
que es mi madre quien paga; después de todo,
es su jardín y cada flor
es para mi padre. Ambas ven
la casa como su auténtica tumba.
No todo prospera en Long Island.
El verano es, a veces, muy caluroso,
y a veces, un aguacero echa por tierra las flores.
Así murieron las amapolas, en un día tan sólo,
eran tan frágiles…

PAROUSIA*
*Parousia: En los evangelios la palabra παρουσια o parousía se utiliza para anunciar el segundo advenimiento del Señor o segunda venida de Cristo.

Amor de mi vida, estás perdido y yo soy joven otra vez.
Pasaron unos años. El aire se llena de una música de chicas;
en el patio de enfrente el manzano está salpicado de azahares.
Trato de recuperarte, ése es el propósito de la escritura. Pero te fuiste para siempre, como en las novelas rusas, diciendo unas pocas palabras que no me acuerdo.
Qué frondoso es el mundo, qué lleno de cosas que no me pertenecen,
miro los azahares que se hacen añicos, ya no rosados sino viejos, viejos, de un blanco amarillento, los pétalos parecen flotar sobre el pasto radiante, aleteando apenas.
Qué nada fuiste, para mutar así tan pronto en una imagen, un olor.
Estás en todas partes, fuente de sabiduría y de tormento.

CONFESIÓN
Decir que no tengo miedo, no sería cierto. Tengo miedo de la enfermedad, de la humillación. Tengo mis sueños, como todos, pero aprendí a ocultarlos, para protegerme de la consumación: Toda felicidad atrae la ira de las Parcas. Son hermanas, salvajes. 
Al fin y al cabo, no tienen otra emoción más que la envidia.

 

MEDIANOCHE

Háblame, corazón dolorido: ¿Qué tarea ridícula estás inventándote

llorando con tu bolsa de basura en la oscuridad de la cochera? No es trabajo tuyo sacar la basura, tu trabajo es vaciar el lavavajillas. Te estás exhibiendo otra vez, como lo hacías en la infancia . ¿Adónde está

tu costado deportivo, tu famosa indiferencia? 

Un poquito de luz de luna golpea la ventana rota, un poquito de luz de luna de verano, tiernos murmullos de la tierra con sus dulzores listos.

 ¿Ésta es manera de comunicarte con tu marido? : No responder

cuando te llama, o así se comporta el corazón cuando está triste: quiere que lo dejen en paz con la basura?

 

 Si yo fuera vos, sería precavida. Después de quince años, pudiera estar cansándose su voz; cualquier noche si no le contestas, alguien más lo va a hacer.

NOSTOS*
* Nostos o nóstos (del griego antiguo νόστος, «regreso», «retorno», «viaje de vuelta al hogar familiar», «vuelta a la patria»; plural νόστοι, nóstoi) es un género y concepto inventado en la literatura griega antigua que centra su trama en el regreso de los héroes griegos por mar a sus tierras patrias después de la destrucción de Troya.

 

Había un manzano en el patio —
esto habrá sido
hace cuarenta años — detrás,
sólo praderas. Montones
de crocus en el pasto mojado.
Yo me paraba junto a esa ventana:
fines de abril. Flores
de primavera en el patio vecino.
¿Cuántas veces el árbol floreció,
de verdad, para mi cumpleaños,
el día exacto, no antes,
ni después? Sustitución
de lo inmutable

 

por lo que cambia, por lo que evoluciona.
Sustitución de la imagen
por la tierra implacable. ¿Qué
es lo que sé de este lugar?
El papel de ese árbol confundido por
décadas con un bonsai, las voces
subiendo desde las canchas de tenis .
Los campos. Olor a pasto crecido, recién cortado.
Lo que se espera de un poeta lírico.
Miramos el mundo una sola vez, en la infancia.
El resto es memoria.”