08 de Mayo de 2020
Edición Número 2
Página 2

Editorial

Superando el momento, no volveremos a ser los de antes

En 1959, en una entrevista que es referida a todos los estudiantes de periodismo, por ser una porción indeleble del buen reportaje, fue interrogado por la BBC, Carl Jung. Al siquiatra, psicólogo y ensayista suizo le preguntaron si creía en Dios. Respondió: “No necesito creer en Dios; lo conozco”.

Narra la historia que después de daños o desgracias que afecten a gran parte de una población y causen perjuicio grave, se desatan rebeliones que echan por el suelo imperios y provocan cambios estructurales en el sistema social del pueblo que los padece. Que la humanidad cambiará después de la pandemia COVID-19, se sabe. No se necesita creer en ello. Al salir de la cuarentena, habrá diferente normalidad y seremos otros. Ya no se trata del fin del mundo amenazado por los pronósticos apocalípticos que aseguran que  el Sol se convertirá en un gigante rojo y se engullirá a nuestro planeta, derretido como mantequilla a la brasa. Por favor, nada de empanicarse.

Franz Kafka pudo estar en lo cierto cuando dijo que «hay bastantes posibilidades, infinitas posibilidades… Sólo que no para nosotros». Sin embargo… Algo se repetirá para comprobar lo del eterno samsara. Por ejemplo: El tsunami-Covid19 arrasó con millones de empleos, exterminó profesiones y trabajos, tales como la hotelería, los transportes públicos, el turismo; en cambio se fortalecieron el teletrabajo, el universo online, el comercio de artículos electrónicos y la digitalización de las comunicaciones. Estas circunstancias requieren satisfacer sus demandas de ingenieros en programación y desarrollo web, creación de plantillas y diseño gráfico. No menos importante será el trabajo del campo. Acá cabe recordar que por la urgencia de mano de obra barata, a mediados del siglo XX, en Colombia, se sacó al campesino de sus  embrados y se trajo a la ciudad. Para convencerlos, buenos fueron los chulavitas y los pájaros… ¡Violencia inútil! Todo vuelve modificado a su estado natural, menos la bella durmiente. Su tragedia no fue dormir durante un siglo sino despertar, igualita a como estaba antes de dormirse, en un mundo totalmente desconocido.

 

De la caja de Pandora salieron la vejez, la enfermedad, la locura, el vicio, las plagas, la tristeza, la pobreza, los crímenes, la fatiga, y la pasión. No alcanzó a salir la esperanza, tenida en el principio de los tiempos como una plaga pues daba animos a la espera y por esperar, esperanzados, que las circunstancias llegaran,no se salía en búsqueda de ellas. Para los griegos la esperanza era otra desgracia.

 

Se requiere que el presente sea un terreno arado, rastrillado, para sembrar allí la cultura que empezará a ser. En esto creemos y esperamos: El cambio social marca CoronaVirus traerá una nueva filosofía de la libertad, que alentará a quienes luchen por la dignidad ,los derechos individuales, la tolerancia religiosa, la abolición de las monarquías absolutas, la extinción de cualquier clase de esclavitud y la desaparición de los imperios , el nazismo y el socialismo.

Propietarios de sueños, aterrizamos los anhelos: Aunque libertados, jamás seremos libres: El pájaro está atado al árbol donde tiene su nido, el árbol a la tierra que sostiene sus raíces y el hombre al oxígeno que respira. Es verdad, los pájaros tienen alas, pero también alas dio el ser humano a las flechas , a las balas, ¡ y filo al hacha! Es el turno de repartir cartas nuevamente. Quizá el póker de ases le sea entregado a la innovación, el nuevo empleo, la creatividad y el cambio en las oportunidades.

Declaración de principios y compromiso de la Revista Letras Liberadas

Letras Liberadas se define como una revista innovadora, caracterizada por su espíritu de riesgo y su afán de dimensionar el arte y la cultura. Se propone liderar un cambio de estilo en las tendencias . No duda de que hoy día nos encontramos inmersos en una era de modificaciones vertiginosas, que afectan lo político, lo social, lo cultural, lo tecnológico y, desde luego, el mundo. Vivimos una era en la que el consumo de contenidos es altísimo y por ello estamos trabajando este aspecto. En muy poco tiempo hemos visto grandes avances, al igual que abruptas transformaciones en la manera como los usuarios consumen la información en los medios. El perfil del consumidor sigue evolucionando cada año a pasos agigantados. Cada vez es más digital, influenciado por el uso de Internet, por el mercado global y, sobretodo, por una mayor conciencia sobre aspectos y valores morales. Los contenidos, en cualquier formato, ya sean textos, fotos, videos y podcast, respetarán a los consumidores. Sin respeto no se logra notoriedad ni visibilidad.

Avanzaremos sobre 3 líneas: Seremos un medio digital independiente y dedicado al arte. actuaremos sujetos a 3 decisiones: Sin fanatismos, con rigor y claridad. Hacemos 3 promesas: Seremos libres, fiables y honestos.

STAFF

Directora
Samaria Márquez Jaramillo

 


Editor

Ramón Casalé I Arán

 


Desarrollador Web

Luis Felipe Benavides Narváez

 

 

 

Diseñadores Gráficos
Juan David Cobo Castro
María Luisa Castro Márquez